Minuto y Resultado: Final

Y llegó la gran final.

El favoritismo estaba repartido, Mario (Marioloz) había vencido en los cuatro duelos anteriores entre los dos contendientes pero Carlos (Carlos_Quero) partía con mejor clasificación general, con lo que jugaba con blancas y tenía ventaja en caso de tablas. Mario había demostrado una astucia innata más agresiva y patente, si cabe, en los momentos clave de las partidas; Carlos ha sido el jugador que más ha evolucionado desde el inicio de la Liga de Ajedrez. Las espadas en todo lo alto.

Las blancas abren con los peones, pero descuidando el desarrollo de sus piezas mayores. Las negras parecen más incisivas con sus dos caballos fuera, a riesgo de bloquear a sus propios peones. Carlos avanza y comienza a dominar el centro a la vez que se produce una guerra más soterrada por el dominio de las dos diagonales principales.

En la jugada 6 la estructura de peones de las blancas domina la casilla e5, aunque las negras han desarrollado tres piezas y las blancas sólo una. Este sería al momento culminante para la escuadra nacarada, a partir de ahora las fuerzas oscuras irían maniobrando subrepticiamente para encontrar una posición de ventaja y vencerían en cada encrucijada que se encontraran en el camino.

En la 8 Carlos vuelve a mover el alfil de b2, abandona la diagonal principal y desprotege su peón de e5, además de que sigue sin desarrollar sus piezas. Este sería el punto clave de la partida. La jugada acaba con las negras dominando ambas diagonales y cuatro piezas desarrolladas por una de las blancas. Aún no ha pasado nada pero se está decidiendo todo.

En la 10 Mario ataca también e5, las blancas no reaccionan, acaban de perder la iniciativa de la partida. En la 14 la dama negra irrumpe en el centro del tablero, la falta de desarrollo de las blancas comienza a ser un problema grave, ahora las amenazas negras se suceden y Carlos apenas puede contenerlas.

En la jugada 17 se abre una ventana para las blancas, peón d4, ataque doble a dama y alfil, la posibilidad de mejorar su posición y de recuperar material. Pero Carlos se precipita con caballo e5, cambio por alfil y la dama negra dando jaque y dominando todo el tablero. Ahora las deficiencias blancas quedan demasiado al descubierto, los peones débiles van cayendo y la ventaja de las negras en material subiendo.

En la 21 Carlos se asesta él sólo el golpe final. Peón a d4 y pierde peón y torre de una tacada. Los nervios han hecho presa de uno de los finalistas que apuesta por la precipitación a pesar de que nadie va mal de tiempo. El resultado es predecible...

La partida ha acabado, las negras ganan abusivamente en material y en posición, pero Carlos ha demostrado durante toda la competición un peculiar sentido de la deportividad y la resistencia para tratarse del ajedrez. Retrasará el inevitable final todo lo posible y resistirá hasta el último aliento. ¿Resistirá? ¿De qué me suena esto..?

Estamos en la jugada 27 y Mario ha arrinconado al rey blanco y ha destrozado al resto de su escuadra sólo con la dama negra. Ahora se dispone a dar el golpe final movilizando a su retaguardia. Ya todo esto parece palabrería, la final está decidida. Carlos no necesita un error de su oponente para volver a la partida... necesita un milagro... todo esto es innecesario... ¿Sí... o no? Para defender a su rey tiene que cambiar las damas... La soberana negra se retira del tablero con la conciencia tranquila del trabajo bien hecho.

Una torre y cinco peones de ventaja... el rey blanco acorralado... Carlos está perdido, pero hasta perdido, aunque el resto no lo sepamos, él sabe a dónde va... Aún le queda una nave por quemar...

En la jugada 41 el rey está solo, encerrado por una torre en la primera fila y los peones negros se apresuran a coronar para dar mate. El monarca parece aceptar su final retirándose a la esquina en h1... agoniza... Pero si las negras hubieran cometido el error de mover a h2 con el peón... ¡Habría sido tablas! ¡Tendríamos campeón y Mario no habría olvidado la jugada en su vida! 

Pero no, Mario hizo lo que venía haciendo en toda la final. No cometer errores. Tenemos campeón de la I LIGA DE AJEDREZ CANDOR CF 

El partido por el tercer puesto se jugará durante este fin de semana.